REFLEJOS DE LA SELVA EN LA LAGUNA AZUL - TARAPOTO

"Cuando se junta el cielo y el agua podemos ver el reflejo de la belleza de los que nos rodea.

La selva peruana esconde todos estos espejos. Si estamos en Tarapoto no podemos dejar de conocer en el distrito del Sauce la laguna de Sauce Cocha bautizada por los lugareños como la Laguna Azul.

Nos acercamos a la terminal de Tarapoto donde salen taxis diariamente hacia el pueblo del Sauce y donde podemos compartir un viaje de 40 minutos con lugareños. En este caso compartí el viaje con una señora y sus hijas qua volvían a su pueblo natal ya que habían venido hasta Tarapoto a sacar plata de un cajero porque todavía no existían los bancos en su pueblo. Juntos iniciamos viaje selva adentro.

En el recorrido se debe cruzar el río Huallaga en una embarcación que mediante un sistema de poleas y la fuerza de la corriente del río nos transportó de una orilla a otra. Para disfrutar del viaje se puede comprar agua de coco en el camino para apagar un poco el calor.

Al llegar a la Laguna Azul a lo lejos observarán el azul del cielo reflejado en la misma laguna.Pueden descansar en la sombra de un árbol o comer una rica cecina con tacacho o unas chuletas de cerdo alimentado con frutas silvestres en algún restaurant rústico que rodea la laguna. Caminen por las calles del pueblo y descubran a los productores de café como secan sus granos al sol o los niños jugar entre los racimos de plátano recién cosechados.

Después de descansar, den un paseo en bote o un chapuzón en la misma laguna. Mujeres cuiden a sus hombres ya que cuenta la leyenda del lugar que en el fondo habita una sirena soltera. Esta sirena jala hacia el fondo de la laguna únicamente a hombres y demora varios días en devolverlo a la superficie en condiciones en que ya no puede ser utilizado por ninguna otra mujer. Alrededor de la laguna hay muchas estatuas de sirenas que hacen presente estos cuentos.

Al atardecer la laguna refleja las nubes perfectas de colores blanco, naranjas, rosados y azules, el verde propio de la zona y el sol se mira en su esplendor. El cielo ya no solo está arriba nuestro, sino también debajo generándonos la sensación de inmensidad. Solo se escucha los sonidos de la selva de fondo.

 

 

 

¿Qué opina?