RUPAC, LA CIUDAD QUE SE ENCIENDE.

Rupac es uno de tantos restos arqueológicos que resiste al olvido. Esperando que algún día le den la importancia que merece y lo muestren al Perú y al mundo. Estos restos arqueológicos que datan de 1100 a 1400 DC, pertenecieron a la comunidad de los Atavillos. Está ubicado en las alturas de la provincia de Huaral, a 5 horas de Lima y a una altura de 3500 msnm. Precisamente en el distrito de Atavillos Bajo. Visitar Rupac es una experiencia como ninguna otra, acampar cerca de las ruinas y sentir toda la atmósfera que viene acompañada de amaneceres y atardeceres memorables, REALMENTE no tiene precio.

Para empezar el camino a este mágico lugar desde Huaral, debemos dirigirnos a la cuadra 8 de Calle Derecha. Desde allí salen colectivos a las 11 am, los cuales van al distrito La Florida (costo del pasaje es de 15 soles) De aquí, nos dirigimos hacia San Salvador de Pampas, también conocido como el pueblo fantasma, ya que fue abandonado por sus pobladores, quienes hoy viven en La Florida. Desde Pampas inicia el hermoso trekking a través de campos verdes y las cascadas "Mellizas" (aprox. 3 horas) hasta finalmente llegar a Marka Kullpi, que es la puerta de ingreso a Rupac.

"En La Florida pueden comunicarse con el Sr. Javier Rojas y su encantadora esposa, la Sra. María. Ellos preparan deliciosos almuerzo caseros, alquilan frazadas y ofrecen servicio de acémilas. Teléfono de contacto 7252639 (A partir de las 8:00 pm)

Los meses recomendables para viajar son de mayo a noviembre. Sin embargo, los mejores paisajes son los de invierno, es decir, de diciembre a abril. Se recomienda ir bien preparados, con buen equipo de campamento y zapatos de trekking. Pues, el terreno es accidentado y algunas veces húmedo.

"Para llegar a Huaral por cuenta propia desde Lima, se puede tomar los buses Z-BUSS, ubicado en Acho o en el terminal terrestre de Plaza Norte. El costo del pasaje es entre 7-8 soles.

 

¿Qué opina?